12.11.11

WHITESNAKE - Restless heart


……..O como el  sentimiento hacia un disco puede cambiar cuando te enterás de alguna data.

El momento de Whitesnake había pasado (pasó).
Después de la valiosa pero poco fructífera apuesta con Jimmy Page (Coverdale/Page.- 1993), el gran David estaba un poco guardado.
Y para nosotros, los fanáticos, fue una alegría cuando nos enteramos de un nuevo disco de la Serpiente Blanca.
Mi respuesta inicial fue “alta decepción”
Y el disco estaba destinado a ocupar un lugar de olvido en mi discoteca, como tantos otros.

Hasta que al poco tiempo leí unas  entrevistas de David Coverdale hablando del disco, y diciendo algo como que quería en este disco una  vuelta a sus raíces, de vuelta al R&B.
El hair-metal, o como mierda sea, ya fue.  
Y empecé a re-escuchar Restless Heart. Y le capté la onda.
Al fin y al cabo era lo que siempre había sido Whitesnake desde su comienzo: una gran banda de Rock and roll.
1987 (1987) y Slip of the tongue (1989) habían sido una excepciones. Unas buenas y exitosísimas excepciones, pero a la vez un desvío del camino rocanrolero que siempre recorrió Whitesnake, desde 1977.
1997 nos los mostraba bluseros y maduros, sin tantas pretensiones, sin buscar el sonido y la parafernalia del momento.
Puro rock.

Las canciones ? Sin grandes joyas, pero sin desentonar ninguna.
“Restless heart”, “Crying”, “Too many tears”, “Woman Trouble blues”, y atenti a los 3 bonus de la edición japonesa, que nunca entenderé porque no fueron parte de la edición original.

Y así fue como me hice amigo de este disco.

Y me atrevo a decir que es una sana filosofía aplicable a muchas otras bandas.
A veces, a las bandas que tuvieron sus momentos, que nos dejaron sus marcas, no tenemos que exigirlas x siempre. No digo no pedirles nada, pero las bandas que pueden revolucionar disco a disco son pocas.

Este disco pasó sin pena ni gloria, y los llevo a hacer un show de despedida…………en Baires, cancha de Ferro, en una floja performance, casi tirando la toalla.
Por suerte, no pasó. Coverdale saco un disco solista (Into the light.- 2000) y al tiempo reformó Whitesnake, con mucha altura hasta la actualidad.

Ustedes eligen: se quedan con el recuerdo de su época exitosa y cierran la persiana, o le siguen dando una oportunidad a las bandas, para encontrar, por lo menos en casos como este, resultados dignísimos.

5 comentarios:

Aldo dijo...

Voy a seguir tu sugerencia, ya que no tengo muy presente este disco.. Y por cierto, el Whitesnake del R&B de finales de los setenta es el que me gusta.. Un abrazo

Leo dijo...

Hola Aldo. Dale para adelante y despues me contas. Abrazo.

Alex Noiser dijo...

Ah, Slip Of The Tonque, grandísimo disco, aunque me quedo con los Whitesnake de los primeros discos. Un saludo tío!

Astilla Dominguez dijo...

Interesante. A mí también me pasó eso de abandonar un disco y recuperarlo con el paso del tiempo. Siga caminando este sendero, Señor Leonino.

shura dijo...

el mejor whitesnake es trouble, lovehunter.